Una Tijuana “extraña…muy extraña”

Antes de la contingencia a las ‘horas pico’ la Zona Río estaba congestionada de tráfico casi siempre… ahora luce muy muy diferente, tal como lo atestiguan estas fotos que me compartió Oscar Soto, encargado de El Día, la librería más antigua en la ciudad, cuya matriz se encuentra precisamente en esa zona, el corazón de la Tijuana moderna.

 

Boulevard Sánchez Taboada, casi frente a la Librería.

“Hemos estado abriendo todos los días, pero cerramos más temprano”, dice por el WhatsApp mientras me manda la serie de fotos que ha estado tomando, sorprendido por el extraño espectáculo que ante la cuarentena se puede observar cotidianamente en zonas otrora congestionadas de gente y de carros.

 

Paseo de los Héroes, justo pasando la Glorieta Cuauhtémoc, al iniciar Plaza Río.

 

“Los lectores compran lo que van a leer en su cuarentena y ya no regresan”, aclara sobre el comportamiento de la clientela.

Propiedad de Don Alfonso López Camacho –fundador hace más de 35 años de la Feria del Libro de Tijuana, magno evento que afortunadamente desde inicios del año ya se había movido hasta Junio en lugar de Mayo–, ahora tanto el estacionamiento como el interior de la Librería están por lo regular vacíos.

 

En la Santa Cecilia, sólo las banderolas y algunas luces se ven.

Por muchos años editor junto con el finado Max Mejía de la desaparecida revista “Arte de Vivir”, dirigida fundamentalmente a la comunidad LGBTTI, Oscar acostumbra a registrar fotográficamente los eventos y acontecimientos que pueden resultar de interés comunitario, para luego compartir a través de sus redes.

La mayoría de dichos acontecimientos suceden en la famosa Avenida Revolución o en la Plaza Santa Cecilia, de la zona centro, las cuales ahora lucen desiertas…

En la Avenida Revolución, algunos vehículos y casi nadie caminando.

 

Tal como lo dijo Oscar, se trata de una Tijuana “extraña…muy extraña”.

 

Pero la ciudad ya ha superado estos paisajes desolados en otras ocasiones…

 

La primera vez fue cuando comenzó la ola de secuestros tras la caída de las Torres Gemelas en Nueva York el 11-S del 2001, lo que le dio “en la torre” al Narco porque ya no podían cruzar la droga y entonces le dio “en la torre” a los de este lado de la frontera y luego a todo el país, soportando la llamada “diversificación” del crimen organizado.

Tijuana parecía pueblo fantasma, luego de que muchos se vieron obligados a cambiar su lugar de residencia del otro lado –principalmente a Chula Vista, para no quedar tan cerca pero tampoco tan lejos– huyendo de las constantes balaceras que impusieron una especie de “toque de queda”, por lo que antes del anochecer las calles quedaban prácticamente vacías.

Unos años después, en el 2004, sobrevino la amenaza de la Gripe Aviaria, que afortunadamente sólo se quedó en amenaza, aunque el susto fue mayúsculo y nos preparó para lo que seguía…

En el 2009 llegó la bautizada como Gripe del Puerco o Influenza H1N1, que esa sí adquirió el carácter de pandemia, e igual que ahora, nos obligó a no saludarnos de mano ni de beso y a limitar al máximo nuestras interacciones sociales.

Surgida precisamente a principios de Abril del 2009 en Estados Unidos, y precisamente en el vecino estado de California, para finales de ese mismo mes ya Barack Obama, el entonces presidente, había declarado la Influenza H1N1 como una “emergencia de salud pública”.

Tal emergencia por supuesto, se extendió hasta Tijuana junto con todas las ciudades fronterizas y todo México, aunque particularmente se focalizó en la capital del país, o lo que antes era llamado el Distrito Federal.

 

La avenida Reforma, una de las más representativas y transitadas de la ciudad de México, lució vacía el 3 de mayo de 2009, ante la alerta epidemiológica emitida por autoridades de salud para contener la epidemia de influenza AH1N1 que afectó al país FOTO: ISAAC ESQUIVEL/CUARTOSCURO

La avenida Reforma, una de las más representativas y transitadas de la actual ciudad de México –en ese entonces Distrito Federal–, lució vacía el 3 de mayo de 2009, ante la alerta epidemiológica emitida por autoridades de salud para contener la epidemia de Influenza AH1N1. FOTO: ISAAC ESQUIVEL/CUARTOSCURO (publicada el 20 de Enero de 2020 en Infobae, en una nota titulada “A diez años de la pandemia por influenza que paralizó México, extreman medidas por el Coronavirus)

 

No fue sino hasta el 10 de Agosto de 2010 cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que la Influenza H1N1 se había situado en un periodo post-pandémico es decir, se había superado ya la fase de contagio global.

 

Casi diez años han transcurrido desde que se superó la pandemia de la Influenza… ojalá los conocimientos adquiridos desde entonces ayuden a que en esta ocasión el tiempo de afectación sea menor… aunque ahora todo parece indicar que las mayores consecuencias serán para la economía. 

 

Artículo escrito por Alma Delia Martínez Cobián, promotora del desarrollo humano a través del Arte y la Cultura holística, y directora-fundadora de Bitácora Cultural MX. 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *