Ya hay un tratamiento que revierte el Alzheimer

Excelentes noticias para toda la humanidad, ya que se estima que en 2050 160 millones de personas en todo el mundo tendrán la enfermedad… De hecho, estimaciones recientes sugieren que el Alzheimer se ha convertido en la tercera causa principal de muertes en los Estados Unidos, después de las enfermedades cardiovasculares y el cáncer…

El Tratamiento ReDECO (“Reversión del Deterioro Cognitivo”) del Dr. Bredesen, ha probado ser efectivo en 9 de cada 10 casos… y lo mejor de todo es que no incluye únicamente medicamento, sino una mezcla de cambios dietéticos, suplementos vitamínicos, estimulación cerebral y ejercicio entre otras cosas.

 

Un reciente ensayo clínico a pequeña escala, realizado por el Instituto Buck de Investigación sobre el envejecimiento y la Easton Laboratorios UCLA de Investigación de Enfermedades Neurodegenerativas, con 10 pacientes aquejados por el Alzheimer, ha dado resultados sencillamente espectaculares.

De hecho algunos de los participantes, diagnosticados previamente con anormalidades cognitivas severas, volvieron a someterse a pruebas tras el ensayo puntuando en los escáneres cerebrales con medidas calificadas como “normales”.

El deterioro cognitivo es a menudo la principal preocupación de los adultos mayores. La enfermedad de Alzheimer afecta a aproximadamente 5.4 millones de estadounidenses y 30 millones de personas en el mundo. Así que sin una prevención y un tratamiento eficaz, las perspectivas para el futuro son sombrías.

En 2050, se estima que 160 millones de personas en todo el mundo tendrán la enfermedad, incluyendo 13 millones de estadounidenses, lo que lleva a la posible quiebra del sistema de Medicare.

A diferencia de otras varias enfermedades crónicas, la enfermedad de Alzheimer está en aumento –estimaciones recientes sugieren que el Alzheimer se ha convertido en la tercera causa principal de muertes en los Estados Unidos, después de las enfermedades cardiovasculares y el cáncer–.

No se trata de emplear únicamente medicación, ya que este es sólo uno de los 36 puntos empleados durante el tratamiento, al que sus creadores llamaron en un principio MEND (siglas del inglés para “Mejora Metabólica para la Neurodegeneración”), y ahora han rebautizado como ReDECO (“Reversión del Deterioro Cognitivo”), debido precisamente a los extraordinarios resultados obtenidos.

El Tratamiento ReDECO consiste en un programa de 36 puntos que incluye medicación, cambios dietéticos, suplementos vitamínicos, estimulación cerebral, ejercicio, manejo del estrés y optimización del sueño entre otras cosas.

Según este equipo de investigadores dirigido por el Dr. Dale Bredesen, gracias a su nuevo enfoque “pacientes que habían tenido que abandonar su trabajo intermitentemente (debido a su enfermedad) han podido regresar al trabajo, y aquellos que empezaban a sentir sus efectos durante su jornada laboral, han mejorado su rendimiento”.

El Dr. Bredesen califica las mejoras observadas en los 10 pacientes participantes como “sin precedentes”, añadiendo además que “el seguimiento posterior ha hecho que la situación médica de algunos pacientes pase de anormal a normal”.

El Dr. Bredesen (a la izquierda), entrevistado por el prestigiado Dr. Mark Hyman.

 

Ciertamente el tamaño de la muestra es muy pequeño, pero para los autores del estudio los resultados son igualmente significativos, ya que todos los participantes menos uno portaban el alelo APOE4, gen involucrado en el 65% de los casos de Alzheimer.

 

Bredesen cree que la medicina entra “en una nueva era” en la que evaluar de forma temprana la presencia de este alelo podría resultar crucial para lograr que los pacientes eviten el sufrimiento que acarrea el mal de Alzheimer.

En la actualidad, los doctores no buscan la presencia del APOE4 en sus pacientes, ya que muchos consideran que saber que uno es portador, y que por tanto tiene una probabilidad mayor de desarrollar Alzheimer a medida que envejece, no beneficia en nada, ya que no existe ningún tratamiento que funcione.

En el trabajo publicado en Aging se puede leer por ejemplo lo sucedido con un paciente de unos 66 años, que había sufrido un encogimiento cerebral en el área del hipocampo, tan severo, que puntuaba en el 17% del percentil de lo correspondiente a su edad.

Tras 10 meses de tratamiento, las resonancias magnéticas mostraron que el volumen de su hipocampo se había incrementado hasta el 75% del percentil, lo que coincidía con una mejora muy grande de sus capacidades cognitivas.

Otro de los casos habla de un paciente de 69 años, cuya memoria a largo plazo puntuaba en un tercio del percentil correspondiente a su edad. Su situación era tan mala que estaba a punto de cerrar su negocio ya que no podía gestionarlo de forma correcta.

Tras seis meses de tratamiento, fue capaz de memorizar su agenda de trabajo diaria y de reconocer las caras de sus empleados. Tras 22 meses de tratamiento, este mismo paciente puntuó en el 84% del percentil y como resultado pudo mantener abierto su negocio.

Otros asombrosos casos de recuperación como estos, así como toda la explicación sobre el Tratamiento o Protocolo del Dr. Bredesen, están disponibles en el Libro titulado “El Fin del Alzheimer”, que la Editorial Grijalbo publicó apenas en Mayo del año pasado.

 

Edición a la Nota publicada el 3 de Julio de 2016, en la Sección de Salud de www.indicepolitico.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *