Ve el Papa “catástrofe global sin precedentes”

En el libro “La Ecología del Papa Francisco”, escrito por Enrique Figueroa Clemente y publicado en la editorial española BAC (Biblioteca de Autores Cristianos), su autor hace un análisis minucioso del “Laudato si”, la primera carta encíclica sobre ecología que publicó el Papa Francisco, seis meses antes de realizarse la Cumbre de la ONU sobre Cambio Climático, celebrada en París en Diciembre del 2015.

Aunque el libro no está dirigido a quienes hayan leído la mencionada encíclica, sí pretende destacar su importancia en el momento actual, resaltando su actualiza­ción y rigor científico, así como la necesidad ur­gente de llevar a cabo las acciones que el papa Francisco expone tras el análisis que realiza y se explica en el libro de Figueroa Clemente.

Catedrático de Ecología y di­rector de la Oficina de Sostenibilidad de la Universidad de Sevilla, España, el autor hace eco de las preocupaciones que el Papa muestra y que que tienen que ver con el cuidado de nuestro planeta –o “nuestra casa común”, como la llama el pontífice–: el cambio climático debido a la contaminación producida por los residuos no biodegradables, tóxicos y radioactivos; el abuso de las energías renovables; la corrupción en el mercado internacional del petróleo y el consumismo desmedido y egoísta, entre otras.

Y es que desde el Vaticano preocupa la falta de conciencia sobre el peligro real de “una catástrofe global sin precedentes”, según la expresión utilizada por un estrecho colaborador del Papa.

De este modo, “El ‘ve y repara mi Iglesia’ que oyó san Francisco de Asís, se aplica hoy, dice el Papa, a nuestra ‘casa común’, el planeta tierra, que necesita con urgencia ser reparada para seguir albergando vida”.

Pero esta preocupación es compartida por muy diversos actores, por lo que, al igual que la encíclica papal, el libro de Figueroa Clemente tampoco está dirigido sólo a católicos, sino que nos invita a tod@s a reflexionar en serio pues, como lo apunta el Papa en su carta: «nunca la humanidad ha tenido tanto poder sobre sí misma, y nada garantiza que lo utilizará bien».

A esto seguramente es a lo que se refiere también el autor de “Conversaciones con Dios”, Neale Donald Walsch, en su nuevo libro “Despertar a la humanidad”, el cuarto de la exitosa saga editorial, cuando afirma que esta reciente e inesperada “conversación” surge a raíz de que nos estamos comportando peligrosamente “como niños jugando con fuego”… y en una casa que compartimos todos: nuestro planeta.

Pero de eso escribiremos próximamente. Por lo pronto, les recomendamos ampliamente la lectura del libro de Enrique Figueroa Clemente, que no se puede conseguir en librerías nacionales, pero sí a través de www.casadellibro.com

Si gustan, aquí pueden dar click para conocer más sobre el libro “La Ecología del Papa Francisco, un mensaje para un planeta y un mundo en crisis”… e incluso pueden encontrar ahí mismo varias versiones y formatos del “Laudato si, sobre el cuidado de la casa común” escrito por el Papa Francisco.

Y seguramente también les puede interesar leer el artículo publicado en Aristegui Noticias (y que reproducimos aquí en nuestra sección de Derechos Humanos) “Legisladores republicanos apoyan falsa propuesta de dar armas a niños de kinder” incluyendo un vídeo que ilustra a la perfección esto de que “nos estamos comportando como niños jugando con fuego”…

Servidos.

( Alma Delia Martínez Cobián, con información proporcionada por Jaume Catalán Díaz )

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *