“Richard Jewell” de Clint Eastwood, no para de acumular titulares

Estrenada mundialmente el 20 de Noviembre en el AFI Fest –y apenas exhibiéndose en México desde el 1 de Enero, tras estrenarse el 13 de Diciembre en EUA–, la nueva película de Clint Eastwood primero sorprendió por haber llegado a tiempo a la carrera por el Oscar, luego por su fracaso en taquilla, y ahora, “Richard Jewell” está enfrentando otro tipo de atención mediática…

El periódico Atlanta Journal-Constitution podría estar considerando seriamente proceder legalmente contra Warner Bros. y el director de “Gran Torino”…

 

“Richard Jewell”, la nueva película de Clint Eastwood vuelve a los titulares de la prensa, ahora por haber sido acusada de fomentar estereotipos machistas, debido al tratamiento que se le dio a uno de los personajes femeninos del largometraje.

La trama está basada en hechos reales, por ello el periódico Atlanta Journal-Constitution (AJC) podría estar considerando seriamente proceder legalmente contra Warner Bros. y el director de “Gran Torino” por su representación de la reportera Kathy Scruggs.

¿Pero quién era Richard Jewell y por qué es relevante su historia?

El caso Jewell conmocionó varios meses a Estados Unidos durante el año de 1996. Richard Jewell trabajaba como guardia en los Juegos Olímpicos de Atlanta, evento en el que encontró una misteriosa mochila que gracias a una revisión policial se determinó contenía una carga explosiva.

El hombre pasó de ser elogiado y llamado un héroe, a volverse el principal sospechoso por el aparente ataque terrorista.

En el filme de Eastwood, Olivia Wilde interpreta a Kathy Scruggs, una periodista del Atlanta Journal-Constitution  que obtuvo la primicia de que Jewell estaba siendo investigado por el FBI. La película sugiere con un par de diálogos, que Scruggs consiguió esta información acostándose con un agente policial.

Kevin Riley, editor en jefe de The Atlanta Journal-Constitution, criticó fuertemente la película de Richard Jewell por su interpretación de Scruggs. En un comunicado a IndieWire el editor dijo que “no hay evidencia de que esto haya sucedido” y calificó la sugerencia de la película de que Scruggs intercambiaba sexo por información para noticias como “ofensiva y profundamente preocupante en la era #MeToo”.

Lo que el filme propone aparentemente desentona con la personalidad de Kathy que todos conocían:

“Scruggs era conocida como una periodista agresiva y comprometida que siempre buscaba vencer a su competencia. Ha sido descrita por uno de sus contemporáneos como ‘irreverente e inteligente’. “

Riley agregó que tiene casi una década que Scruggs falleció, y que sugerir a estas alturas que intercambió sexo por una exclusiva, es perpetuar falsos estereotipos que dañan mucho a las mujeres y al periodismo en general:

“Como siempre, las historias y las personas son complicadas. Kathy Scruggs murió en 2001 de una sobredosis de medicamentos recetados que estaba tomando para el dolor de espalda crónico. Tenía 42 años. Perpetuar falsos tropos sobre mujeres periodistas y el periodismo en sí debería ser cuestionado en un momento en que nuestra profesión se encuentra bajo un ataque casi constante.”

Por otro lado, en un comunicado publicado por Deadline, Warner Bros. negó por completo las acusaciones del AJC, tachándolas de infundadas e incluso irónicas, ya que este diario formó parte de la ola de periodistas que persiguieron mediáticamente a Richard Jewell y destruyeron su reputación a nivel nacional:

La legendaria Kathy Bates interpreta a la mamá de Jewell.

“La película está basada en una amplia gama de fuentes materiales altamente creíbles (…) Ellos no están discutiendo que Richard Jewell era un hombre inocente cuya reputación y vida fueron destrozadas por un error judicial (…) Es lamentable; y la última ironía es que The Atlanta Journal-Constitution, después de haber sido parte de la ola para enjuiciar a Jewell, ahora está tratando de difamar a nuestros cineastas y al elenco. Richard Jewell se centra en la verdadera víctima, busca contar su historia, confirmar su inocencia y restaurar su nombre.”

El argumento final del estudio es que la película, si bien está basada en hechos reales, también responde a una ficción que lleva agregados diálogos y escenas que le suman drama, pero que no son precisamente fidedignos.

Warner Bros. piensa que todo se trata de un boicot del AJC, pero por otra parte, admiten que en ningún momento corroboraron con pruebas que de verdad la periodista Kathy Scruggs intercambió sexo por información.

El verdadero Richard Jewell junto a su mamá y a su abogado.

 

Edición a la nota de Miriam Silva, publicada el 13 de Diciembre en tomatazos.com

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *