Reflexionan en el CUT sobre la relación entre nutrición y salud mental

Durante la charla se abordaron temas como La relación de los alimentos con la salud mentalLa nutrición en las diferentes etapas de la vidaDeficiencia de vitamina B12 y Nutrición, depresión y ansiedad…

 

Alumnos de la Licenciatura en Nutrición y Dietética de la Universidad de Tijuana CUT, reflexionaron sobre la relación que existe entre la nutrición y la salud mental, y se analizó también cómo los especialistas de la salud pueden trabajar multidisciplinariamente en un plan nutricional y en la calidad de vida de los pacientes con el apoyo de un psicólogo.

Karent Nuño durante su participación en la charla.

Lo anterior se dio a conocer en la plática informativa sobre Nutrición y Salud Mental, impartida el pasado 26 de Marzo por estudiantes de segundo cuatrimestre de la Licenciatura en Nutrición y Dietética, actividad académica realizada en el espacio de Vida Universitaria, para la asignatura Psicología de la Nutrición que imparte la maestra Loreina San Martín Vilchis.

Durante la charla se abordaron temas como La relación de los alimentos con la salud mentalLa nutrición en las diferentes etapas de la vidaDeficiencia de vitamina B12 y Nutrición, depresión y ansiedad, los cuales fueron abordados por las alumnas Flor Yazmin Vargas Villa, Karent Yasmin Nuño Macías, Yessenia Solís Aguirre y Perla Navarro Aguilera.

Según la Organización Mundial de la Salud, la salud mental se define como un estado de completo bienestar en el que el individuo es consciente de su propia capacidad, puede trabajar de forma productiva y fructífera, es capaz de afrontar las tensiones normales de la vida y de hacer una contribución a su comunidad.

“Se calcula que el veinte por ciento de niños y adolescentes en el mundo padecen algún trastorno o problema mental”, indicó Flor Vargas al precisar que los trastornos neuro-psiquiátricos se presentan antes de los catorce años de edad. Sin embargo, los jóvenes menores a diecinueve años cuentan con menos recursos para la salud mental.

En cuanto al funcionamiento del cerebro, se mencionó que éste es el órgano que consume el mayor porcentaje de oxígeno, sus células nerviosas se alimentan básicamente de ácidos grasos y omega 3, además de utilizar la glucosa como el principal elemento para obtener energía, de ahí la importancia de la dieta que ingiere el individuo pues el veinte por ciento de la misma se canaliza para que el cerebro trabaje en óptimas condiciones.

Se dijo también que un exceso o carencia de nutrientes puede generar un incorrecto funcionamiento del cerebro; una dieta desequilibrada puede provocar carencias específicas como, por ejemplo, en una persona con trastornos mentales se encontraron carencias de ácidos grasos polinsaturados que se pueden encontrar en la ingesta de salmón y aguacate… carencia de minerales como zinc, magnesio y hierro que se pueden adquirir en alimento de origen animal y de algunas frutas… carencia de vitaminas del complejo B que se obtienen de cereales fortificados… y la carencia de vitaminas antioxidantes que se consiguen en determinadas frutas como la naranja, piña o manzana verde.

En este sentido, resulta de gran relevancia el papel de la dieta en la salud mental ya que el cerebro tiene requerimientos especializados y, por ende, alguna carencia de nutrientes dará lugar a que haya un fallo en el funcionamiento del mismo. Este órgano es el encargado de regular todas las condiciones del ser humano como la tensión, procesamiento visual y de información, y las emociones, por ello, es fundamental brindar al cuerpo los nutrientes necesarios para que el cerebro se desarrolle y trabaje de manera correcta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *