“Nahui Olin, Virgen perversa” volvió a revivir con Sylvia Pasquel

“Estuvimos a punto de cancelar”, aclaró entre sollozos después de recibir merecida ovación al finalizar… “ahora entiendo mucho de lo que Nahui planteaba”, compartió, visiblemente conmovida.

Estrenada en 2004, esta obra escrita y dirigida por Gilda Salinas, premio internacional Emilio Carballido, hace un recuento de la vida de la pintora y poeta, famosa por sus escándalos amorosos, especialmente por su relación con el también pintor “Dr. Atl”.

 

Gilda Salinas, escritora y dramaturga, autora de Lotería de cuentos y Las sombras del Safari.

“La felicito por ese espléndido texto”, dijo mirándola fijamente a los ojos mientras estrechaba su mano.

“La actuación de Sylvia fue excelente, pero indudablemente detrás de eso está el respaldo de una dramaturgia igualmente excelente”, insistió el hombre, cuyas palabras y acento extranjero hacían adivinar a un conocedor del teatro con amplia cultura.

Yo me había acercado a Gilda para preguntarle por la posibilidad de presentar una función en Tijuana, animada por el comentario que Sylvia hizo de que convirtieron la obra en monólogo precisamente con la intención de ahora sí presentarla por todo el país.

 

Y es que la versión original, donde se incluía la participación de Roberto D’Amico en el papel del Dr. Atl y del padre de Nahui, nunca salió de gira ni volvió a presentarse, tras su estreno el 9 de Junio del 2004 en el Teatro Wilberto Cantón, donde permaneció en temporada hasta el 8 de septiembre, para luego retomar otra temporada en el 2005, en el Teatro Orientación del Centro Cultural del Bosque.

Al respecto dos datos curiosos:

Sylvia estuvo nominada como Mejor Actriz de Monólogo, por la Agrupación de Críticos y Periodistas de Teatro (ACPT), justo cuando esta prestigiada agrupación cumplió 10 años de existencia, en Enero de 2005.

A pesar de esto, hay poco registro de reseñas o notas periodísticas sobre la obra –o el “monólogo”–…

En una de esas pocas reseñas, Proceso opinó que a Sylvia “le falta darle más fuerza al personaje”… justamente esa fuerza que fue muy evidente en el reestreno del Sábado 30 de Marzo, fuerza indudablemente impulsada por el acoso mediático que la actriz ha estado padeciendo por escándalos amorosos en su vida personal y familiar.

Hija de dos celebridades del arte escénico en México, nada menos que de Rafael Banquells y Silvia Pinal, la actriz ha estado sometida al “ojo inquisidor” de los medios a raíz de las confesiones que su madre ventila no nada más en la bioserie televisada actualmente transmitiéndose, sino en el libro biográfico de reciente aparición.

“Nahui y el capitán Agacino en Nueva York”, óleo sobre triplay en cedro, sin fecha.
Autora: Nahui OIin. Colección Edze Kieft y Gabriel Ruiz Burgos.

Así, los escándalos amorosos de Nahui Olin, que incluyen a un capitán francés de nombre Eugenio Agacino, por quien algunas veces se trasladó al puerto de Veracruz, y por supuesto al pintor mexicano Gerardo Murillo “Dr. Atl”, le quedaron “como anillo al dedo” a Sylvia.

Pero sobre todo es lamentable y hasta vergonzosa la vigencia del feminismo que abandera Nahui Olin y que queda plasmado en esa escena cuando rememora las múltiples infidelidades de su marido, el artista plástico Manuel Rodríguez Lozano “El hechicero”, a quien nadie criticaba ni señalaba, a pesar de que la mayoría de sus amantes eran hombres y muchos de ellos menores de edad.

Y aunque Sylvia nunca ha hecho desnudos, por los que Nahui escandalizó a sus padres y a la sociedad posando para grandes artistas de la época, como Diego Rivera y Edward Weston, la actriz ha sido “desnudada” involuntariamente por su propia madre.

Y otra coincidencia de la vida real:

Sylvia, al igual que Nahui Olin, rescata gatos y perros, a quienes no sólo les da abrigo en su casa, sino que les busca refugio entre quienes quieran y estén capacitados para adoptar.

Por todo esto, la ovación de pie al finalizar el re-estreno de “Nahui Olin, virgen perversa” el 30 de Marzo, fue completamente merecida… mucho más cuando Sylvia aclaró que la función y todo el Festival de monólogos de mujeres del que formó parte, fueron a beneficio de la reapertura de “El Círculo teatral”, foro de Alberto Estrella y Víctor Carpinteiro que tuvo que ser demolido tras el temblor del 19 de Septiembre de 2017.

Que las ovaciones de pie se sigan repitiendo pues, por todo el país, muy por encima y para derrumbar el acoso sexista, discriminatorio, machista que todavía pervive en nuestra realidad social.

 

COROLARIO A MANERA DE EPÍLOGO INESPERADO

 

…mientras un montón de periodistas y paparazzis esperan ávidos con sus cámaras afuera del Centro Cultural Sylvia Pasquel donde se llevó a cabo la función de re-estreno –precisamente en el Foro bautizado con el nombre de Nahui Olin–, a mi celular llega la recomendación de Youtube para que vea la cándida entrevista que le grabaron a Enrique Guzmán por sus 45 años de casado…

Ahí, la feliz consorte comienza declarando que la “clave” de tal hazaña es la “paciencia”, mientras el célebre rock-star mexicano exhibe sin empacho su misoginia y machismo con comentarios como que “le ha costado mucho dinero” y “a ella la hice digna y la hice mujer”…

 

Ni hablar. Hay mucha labor humanista por hacer todavía en este Siglo XXI…

 

Por Alma Delia Martínez Cobián, directora-fundadora de Bitácora Cultural MX, semanario cultural y de promoción de artes escénicas en CDMX y Baja California.

 

PIE DE FOTO DE PORTADA: Sylvia Pasquel justo cuando declaraba a Univisión que descartaba por completo participar en la bioserie de Silvia Pinal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *