La Psiquiatría Nutricional, una nueva alternativa para la salud

Afortunadamente para los millones de personas que sufren de Ansiedad o de Depresión, los dos padecimientos más comunes y que ya se han convertido en una epidemia mundial, la comunidad médica le está abriendo paso a esta nueva alternativa de tratamiento psiquiátrico…

 

Desde hace mucho tiempo se conoce la estrecha relación entre la nutrición y la salud física y mental.

De hecho, la medicina como ciencia tiene su fundamento en lo que hace miles de años estableció Hipócrates –por ello bautizado como “Padre de la medicina”, justamente–: “que tu alimento sea tu medicina, y tu medicina sea tu alimento”…

Sin embargo, hasta hace poco la ciencia médica ha comenzado a reconocer, por ejemplo, que las frutas cítricas, el chocolate negro, el pavo, el yogurt o el pescado graso son algunos de los ingredientes que influyen notablemente en el estado de ánimo.

Bajo esta premisa fundamental olvidada por muchísimo tiempo, un grupo de investigadores inició hace varios años, una serie de estudios que demostraron cómo la alimentación interviene de forma directa en el tratamiento y la prevención de trastornos mentales como la depresión, la esquizofrenia o la ansiedad crónica.

Para frenar el agravamiento de los síntomas, la Psiquiatría nutricional se centra en el uso de alimentos y suplementos como parte de un tratamiento integral o alternativo de trastornos de salud mental.

 

¿Qué es la psiquiatría nutricional?

Es una disciplina todavía en crecimiento que busca proporcionar al individuo esas proteínas, vitaminas y minerales esenciales que su organismo carece.

…Y que lucha por lograr el respeto de la comunidad médica, aún temerosa de sus beneficios pues, en su lugar, la Psiquiatría convencional sigue recomendando al paciente las mismas 2 alternativas… o consumir fármacos antidepresivos como único tratamiento, o combinarlos con una psicoterapia de conversación.

 

La alimentación y el cerebro

 

 

Numerosos estudios han demostrado que la inflamación del cerebro, y posterior muerte de las células, está detrás de muchas de las condiciones más habituales de salud mental.

Esta respuesta inflamatoria del cerebro comienza en el intestino y se asocia a la falta de nutrientes como el magnesio, el zinc, los ácidos grasos omega-3 o las vitaminas B y D3.

Así que su consumo a través de la alimentación mejora no sólo el estado de ánimo del paciente, también la capacidad mental de aquellos que sufren depresión, trastorno bipolar o alzheimer.

“Esperar que cualquier persona con problemas de salud mental se recupere solamente con medicamentos es una visión muy limitada de la realidad.

En nuestro estudio se argumenta que el futuro de la psiquiatría requiere un enfoque más amplio en el que los factores nutricionales son esenciales a fin de proporcionar mejores resultados de salud, funcionamiento y calidad de vida”, asegura el psiquiatra Vicent Balanza, autor de un importante estudio en la materia.

 

Edición a la Nota publicada en okdiario.com el 15 de Marzo de 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *