La Diabetes es un problema emocional: Dr. Juan Manuel Franco

El creador de la Dieta Metabólica Mexicana y autor del libro “Come grasa y adelgaza”, asegura que este padecimiento que ya se ha convertido en epidemia, tiene su raíz en el estrés emocional provocado por el cambio en el estilo de vida de la humanidad.

“Ahora que estudié Nutrición, sé que la alimentación es la base fundamental de la vida”, aseguró el especialista, ante alumnos de la Licenciatura en Nutrición y Dietética del CUT Universidad, a quienes impartió una Conferencia Magistral sobre Dieta Cetogénica.

Existe una contradicción entre la dieta moderna y la dieta de los antepasados que, en el caso de México, se agudizó con la firma del TLC, cuando las compañías transnacionales invaden territorio mexicano con sus establecimientos de comida rápida.

“Jamás en la historia del hombre se había dado tal abundancia en el consumo de alimentos procesados, empaquetados y enlatados, como sucede en la actualidad”,puntualizó.

“Se tiene la idea equivocada de que si mi mamá tiene diabetes yo también voy a padecerla en el futuro, pero el código genético no puede cambiar tan rápido… así que no es un problema genético sino epigenético”.

 

La diabetes es un problema emocional en personas adultas pero que también afecta a menores de 12 años, incluso en niños de seis meses de edad, diagnosticados equivocadamente con diabetes tipo I a quienes se les inyecta insulina.

Así lo dio a conocer el doctor Juan Manuel Franco Beltrán, especialista en obesidad y diabetes, autor del libro Come grasa y adelgaza –versión nacional del homónimo bestseller del Dr. Mark Hyman–, al asistir como invitado al espacio de Vida Universitaria con alumnos de la Licenciatura en Nutrición y Dietética de la Universidad de Tijuana (CUT), para impartir la conferencia Dieta cetogénica. Bases fisiológicas y su manejo clínico en la intolerancia de los hidratos de carbono.

En la actualidad, dijo el especialista, hay una deficiencia en la comunicación y relación médico-paciente-nutriólogo y viceversa, por lo que al dirigirse a los futuros nutriólogos les resaltó “ustedes tendrán el deber y la responsabilidad de ser la generación de la transición”.

“Los médicos por lo general están ajenos a la situación nutricional de sus pacientes, pero ahora que estudié Nutrición y conocí sobre el balance hormonal en quienes padecen obesidad y diabetes -que lamentablemente son muchos–, sé que la alimentación es la base fundamental de la vida”, aseguró.

El Dr. Franco, disponiéndose a preparar una de sus Recetas Cetogénicas

El especialista en enfoque metabólico precisó que desafortunadamente los planes de estudios en las Escuelas de Medicina, no incluyen cuando menos un semestre de Nutrición Clínica, por lo que espera que este campo sea considerado en corto plazo en la curricular académica.

En la mayoría de las universidades públicas de México, como es el caso de la currícula en la Maestría de Nutrición de la Universidad Autónoma de Baja California, se basan en el Plato del Bien Comer. Sin embargo, en los últimos cinco años se han registrado cambios en el manejo y las recomendaciones nutricionales por lo que es indispensable actualizar los programas en base a los resultados de las investigaciones más recientes.

En los ochentas se estaba en contra de los alimentos altos en colesterol y se evitaban las grasas saturadas como la mantequilla y los huevos. Sin embargo, en la actualidad se sabe que “el colesterol es básico y esencial para nuestra vida”, expuso.

A partir de 2015, la Guía de Alimentación de Estados Unidos -líder en el manejo y las recomendaciones de la nutrición a nivel mundial-, aceptó que el colesterol no es un agente dañino sino necesario para el consumo humano y, a principios de 2019, después de veinte años de lucha por parte de médicos que realizaron trabajos de investigación, la Asociación Americana de Diabetes admite que la Dieta Cetogénica es una alternativa práctica y natural para revertir este padecimiento.

Explicó que se ha tenido la idea equivocada de que la diabetes es una condición genética, asociada con enfermedades cardiovasculares, incluida la muerte súbita. Sin embargo, aseguró, la verdadera causa de este padecimiento es un cambio en el estilo de vida de la humanidad.

El código genético, señaló, no ha sido modificado en diez mil años y en la acumulación de la evidencia existe una contradicción entre la dieta moderna y la dieta de los antepasados. Esta condición se agudizó en los últimos cuarenta años, en el caso de México, con la firma del Tratado de Libre Comercio (TLC), cuando las compañías transnacionales invaden el territorio mexicano y, con ello, surgen los establecimientos de comida rápida con el uso excesivo de aceites y azúcares sintéticos.

Huevos orgánicos fritos en manteca de coco…alimento saludable y amoroso para tod@s.

Los aceites y azúcares sintéticos son las dos substancias que ocasionan problemas de obesidad y diabetes, síndrome metabólico y otros problemas degenerativos, resaltó el doctor Franco Beltrán.

“Jamás en la historia del hombre se había dado tal abundancia en el consumo de alimentos procesados, empaquetados y enlatados, como sucede en la actualidad”puntualizó.

Esto ha desatado el aumento de la obesidad y diabetes en México, que ya no sólo afecta a los adultos sino también a niños de 12 años, e incluso a pequeños de seis meses con síndrome metabólico e hígado graso, padecimientos que heredan de madres con obesidad mórbida.

Y, por si esto no fuera ya una situación delicada, se piensa que el paciente obeso es flojo y glotón, “está así porque él quiere, dicen”… ¿pero qué pasa con los niños de seis meses, me van a decir que están así porque ellos quieren?”, cuestionó.

Señaló que no se trata de un problema de comer más por glotón ni de no hacer ejercicio por flojos, sino a un desequilibrio en el sistema nervioso; se trata de un bloqueo automático asociado a una deficiencia en el proceso metabólico.

Explicó que las madres con hijos de 12 años diagnosticados equivocadamente con diabetes tipo 1 a quienes se les inyecta insulina, enfrentan un problema emocional pues se oponen a quitar de la dieta del niño la pizza, la hamburguesa, las tortillas de harina, las frituras, “porque no lo quieren traumar”.

Si a esto le sumamos el hecho de que la mayoría de los padres de familia son consumidores adictos a las grasas y los azúcares sintéticos, entonces podemos concluir que el problema tiene una raíz emocional, que debiera atenderse como un problema de salud mental, un problema de salud mental que tiene su raíz en el estrés emocional provocado por el cambio en el estilo de vida de la humanidad…

el yoga es un ejercicio psico-físico que ayuda al balance hormonal-emocional

Por ello, en su libro “Come grasa y adelgaza” hace énfasis en un enfoque integral, que incluye no nada más nutrición y ejercicio para el cuerpo sino también balance hormonal, es decir, balance emocional.

También enfatizó que “sin el colesterol no podríamos vivir” pues a través de él se mantiene una conexión entre los órganos, además de que es la base de todas las hormonas del cuerpo. “Entonces no es posible que nos digan o persista la idea de que el colesterol es malo y que tenemos que bajar los niveles”.

Son las grandes corporaciones médicas y de alimentos las que se han encargado de propagar esa mala idea de que las grasas animales naturales son malas. “Hay intereses económicos muy fuertes que determinan las políticas alimentarias de muchos países, por eso el cambio no lo vamos a poder hacer sin empezar por nosotros mismos… se los digo yo que tengo diez años luchando con esto”.

Destacó que para él, la única esperanza –y el motivo por el de hecho que aceptó participar en esta Charla en CUT Universidad, son los jóvenes que hoy estudian Nutrición, los especialistas que mañana tomarán el estandarte para ayudar a iniciar un cambio en el seno familiar.

Recalcó que se tiene “la idea equivocada de que si mi mamá tiene diabetes yo también voy a padecerla en el futuro pero, como les dije, el código genético no se ha modificado en miles de años, así que ese código no puede cambiar tan rápido. Entonces no es un problema genético sino epigenético, es decir, lo determina el medio ambiente exterior”, finalizó.

 

** El doctor Juan Manuel Franco Beltrán es especialista en obesidad, diabetes y síndrome metabólico a través del balance hormonal, nutrición y ejercicio. Creador de la Dieta Metabólica Mexicana y autor del libro “Come grasa y adelgaza”, disponible en versión electrónica a través de amazon.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *