La curiosa marcha anti AMLO…

Los que antes pugnaban por reprimir las movilizaciones, la protesta social y la libertad de expresión, salieron a las calles a gozar plenamente de esos derechos… Qué curioso.

 

AL FILO DE LA NAVAJA
Por Raúl Ramírez Baena *

 

La manifestación de hoy, del tamaño de las primeras manifestaciones

de los nazis en Alemania al inicio de los años 20 del siglo pasado..

– Julio Muñoz Rubio

 

En el aniversario de la Batalla de Puebla, sectores conservadores de la sociedad mexicana convocados en las redes sociales, encabezados por Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Coparmex, y por el estridente Vicente Fox, entre otros, marcharon en la Ciudad de México y en otras ciudades del interior del país, Tijuana incluida, para exigir la renuncia del Presidente Andrés Manuel López Obrador, lanzando consignas como “Aquí y ahora comenzamos”, “No al Pacto Migratorio”, “Respeto a los medios de comunicación”, “Respeto a las instituciones y al Estado de Derecho”, “No somos fifís, somos mexicanos”, “Fuera el socialismo” y otras.

Curioso, los sectores que antes pugnaban por reprimir las movilizaciones, la protesta social y la libertad de expresión, por reprimir el Movimiento Estudiantil, el Movimiento Obrero, el de los electricistas, el del magisterio, los campesinos e indígenas, la prensa libre e independiente, el campo de los derechos humanos y sectores de la izquierda–derechos ganados a sangre y fuego contra el statu quo, el poder económico y las fuerzas represivas del Estado, que ha costado muertos, desaparecidos, torturados, desterrados y presos políticos–, hoy salen a las calles a gozar plenamente de esos derechos.

En mi opinión, el triunfo abrumador de AMLO en las pasadas elecciones federales fue el resultado de largas jornadas de lucha, de años de insidias, represión, violencia, violaciones a los derechos humanos, pobreza, corrupción e impunidad. Pero también de impedir el fraude mediante el voto abrumador por una opción que prometió el cambio verdadero. Como nunca en la historia moderna del país.

Lo cierto es que el gobierno actual lleva apenas seis meses en el poder y no es el tiempo aún de evaluar objetivamente su desempeño y el cumplimiento de sus promesas de campaña, que son muchas y muy ambiciosas. Cierto es que AMLO es muy aferrado a sus ideas y proyectos y que en ello se lleva al baile a muchos.

Y sí, podemos tener muchas diferencias con AMLO…

Me preocupa su empecinamiento en militarizar la seguridad pública, en descalificar a las ONG, en desaparecer programas sociales sin antes evaluar su impacto, en desoír a las comunidades y pueblos indígenas por los macroproyectos como el Tren Maya, el Corredor Transístmico, la Termoeléctrica de Huexca en Morelos y otros; que en su corto sexenio han muerto defensoras y defensores de los derechos humanos y periodistas, que los homicidios violentos han roto todos los récords en el primer trimestre del 2019, que ha cedido a las presiones de Trump abandonando su política humanitaria hacia los migrantes y los acuerdos del Pacto Mundial por la Migración, etc.

…pero de esto a “Venezuelizar” a México, es decir, provocar una crisis política, económica y financiera, hay mucha diferencia.

Una de las fotos en la nota publicada en nacion321.com titulada “Muchos memes y poca gente en la marcha anti AMLO”.

Con el debido respeto a la ideología de los grupos conservadores y a su derecho a manifestarse, México no puede darse el lujo de regresar a los usos y costumbres de los regímenes anteriores, a ceder incondicionalmente a las presiones del sector financiero mundial, a entregar el patrimonio energético de la nación a las trasnacionales, a volver a la política de dispendio, al lujo, la corrupción y la impunidad; a beneficiar con estímulos fiscales y con “rescates” a las empresas privadas favoritas del régimen antes que a la población, a favorecer a “intelectuales”, medios y periodistas mediante un generoso presupuesto de comunicación social, a fortalecer el neoliberalismo salvaje, pues.

El ascenso de la derecha en el Continente

Con todo y mi crítica a AMLO, eso de marchar y exigir su renuncia no lo apoyo porque eso es debilitar al Estado Mexicano y a la República y, en consecuencia, al Estado Social de Derecho y a la democracia electoral; eso es abonar el camino para el regreso al poder en México, con más fuerza, de la derecha Continental, que tanto daño han hecho a las incipientes democracias de América Latina en el pasado y en el presente, más ahora con el apoyo de Trump, este sí, un peligro real para la humanidad.

No hay mucho qué pensar, sólo hay que revisar el paso de los gobiernos autoritarios del Siglo pasado a fuerza de Golpes de Estado promovidos y apoyados por Washington en el Cono Sur y en Centroamérica, y hay que evaluar los regímenes actuales de Bolsonaro en Brasil, de Iván Duque en Colombia (estos dos últimos que alistan a sus ejércitos junto con el Pentágono para invadir Venezuela), de Piñera en Chile, de Mario Benítez en Paraguay, de Lenin Moreno en Ecuador, del Grupo de Lima y, la cereza del pastel, de Luis Almagro al frente de la OEA, para saber hacia dónde quieren que apunte el futuro del Continente. Todos ellos, alineados a los deseos de Washington.

¿Sabemos qué intereses y quiénes están detrás de la desestabilización y la crisis en Venezuela y en Cuba? ¿Queremos algo así para México? Veamos, analicemos y juzguemos por nosotros mismos entonces la cobertura de la prensa convencional y de las principales cadenas televisivas sobre las protestas anti AMLO del 5 de mayo pasado.

FOTO PRINCIPAL: Tomada de la nota publicada en el popular portal sopitas.com, titulada “Poco ruido y menos gente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *