Incendios en Australia: ¿sirven de algo nuestras acciones individuales para frenar el calentamiento global?

Esto es lo que le preguntaron a Greta Thunberg, la activista medioambiental de 16 años, poco antes de que comenzaran los devastadores incendios en el país de los koalas y los canguros… Su respuesta, igual que la del “filósofo vivo más influyente del mundo”, se vuelven vitales ante el cambio climático que estamos atestiguando y enfrentando tod@s.

 

Piénsalo bien: ¿qué diferencia hace que una persona renuncie a comer una chuleta de cordero y elija en su lugar unas lentejas, que decida tomar el autobús en lugar del carro o que se vaya de vacaciones en tren en lugar de volar, por ejemplo, si el resto de los otros 7.699.999.999 humanos aquí en la Tierra no hace nada?

 

Es una conclusión desalentadora, pero estoy seguro de que ya te ha pasado por la cabeza: ¿para qué molestarse?

Greta junto al corresponsal de la BBC, durante su viaje en velero rumbo a NY.

Eso es exactamente lo que Justin Rowlatt, corresponsal de medio ambiente de la BBC, le preguntó a Greta Thunberg, la activista medioambiental de 16 años, en una entrevista que se publicó en ese influyente diario internacional a finales de septiembre de 2019, poco antes de que los devastadores incendios comenzaran en Australia.

La entrevista se llevó a cabo en el Malizia II, el velero de carreras que la célebre adolescente escogió en lugar de viajar en avión, para llegar a Nueva York y acudir a varias reuniones sobre cambio climático que tenía programadas.

“La cuestión es crear una opinión. Al dejar de volar no solo reduces tu propia huella de carbono, sino que también envías una señal a otras personas a tu alrededor de que la crisis climática es algo real y eso ayuda a impulsar un movimiento político”, afirmó la joven activista sueca.

Antes de este viaje, Thunbergh intentó asistir a las conferencias a las que la invitaban mediante videoconferencia, por internet, pero no causa la misma impresión.

“Creo que el impacto es mayor si tanto yo como otros muchos jóvenes estamos presentes”.

Y a juzgar por la publicidad que recibe, tiene razón.

Pero seamos honestos

Tú no eres Greta Thunberg. Incluso si tus elecciones consiguen influir en algunas personas a tu alrededor, el comer un poco menos de carne y bajar un poco el termostato, no van a lograr la llamada de atención que va a hacer al mundo reducir las emisiones de carbono.

Entonces la pregunta sigue en pie: ¿tiene sentido que las personas tomen medidas contra el cambio climático?

Este tipo de pregunta merece la respuesta de un filósofo. Al fin y el cabo, su trabajo es debatir sobre qué principios deberían guiar nuestro comportamiento. Y Rowlatt consiguió a la persona indicada: al profesor Peter Singer de la Universidad de Princeton, en Estados Unidos, lo describen en la revista New Yorker como “el filósofo vivo más influyente del mundo”; autor de “Salvar una vida. Cómo terminar con la pobreza”.

Él se describe a sí mismo como un experto en ética práctica y es muy claro en esta cuestión. No sólo piensa que todos deberíamos tomar acciones contra el cambio climático, sino que argumenta que hay una obligación moral muy fuerte de por qué debemos hacerlo.

“Creo que este es uno de los grandes desafíos morales del siglo XXI, quizás el mayor desafío moral”, dice. “Si no actuamos, estamos poniendo en peligro a todos los que están vivos ahora y también a las generaciones futuras”.

Él cree que nuestra incapacidad de reducir nuestras emisiones individuales de carbono es equiparable a tomar una excavadora y arrasar con los cultivos de un agricultor en África. Si hiciéramos esto, todos estarían de acuerdo en que está mal, pero los gases de efecto invernadero de los que somos responsables tienen el mismo resultado, argumenta.

“El hecho de que los gases sean invisibles y que el efecto pueda sentirse en un futuro lejano, no nos permite a todos escapar de la obligación moral de actuar”, insiste el profesor.

La razón es que nuestro derecho a la libertad de acción no se extiende a dañar a otros.

Aquí expone una metáfora: imagine que hay un límite de velocidad en una concurrida calle comercial y alguien dice: “voy a conducir con el pie pegado al pedal, pero no te preocupes, hay grandes probabilidades de que no mate a nadie”.

No dirías que está bien, sostiene el profesor Singer. “Dirías que no, que nadie tiene el derecho de poner a otras personas en peligro. Y eso es exactamente lo que estamos haciendo, aumentar los niveles de emisiones de gases de efecto invernadero”.

Él dice que el hecho de que cada uno de nosotros solo desempeñe un papel minúsculo en el proceso no es una excusa. La obligación de todos sigue siendo la de tomar medidas, en su opinión.

Singer apuesta a que la mayoría de nosotros reconoce instintivamente que hay algo muy verdadero en estos argumentos.

Entonces, ¿por qué no todos estamos haciendo algo más?

Si de hacer se tratar, le toca el turno entonces a un psicólogo conductual, es decir, un psicólogo del comportamiento o de las acciones. Rowlatt abordó a la profesora Kelly Fielding, de la Universidad de Queensland de Brisbane, en Australia.

No somos tan libres como proclamamos ser, dice Fielding.

“Lo que sabemos como psicólogos sociales es que las personas están muy influenciadas por lo que hacen los demás, a pesar de que no crean que lo están”, explica. “Es una paradoja. Creemos que tomamos nuestras propias decisiones, pero la verdad es que buscamos orientación en los demás sobre cómo debemos comportarnos”.

Greta en su protesta solitaria frente al Parlamento en Estocolmo… el inicio de todo un movimiento mundial.

Cuando se trata del cambio climático, el problema es que simplemente no estamos recibiendo las señales adecuadas de nuestros amigos y familiares, o para el caso, del gobierno y las empresas.

Si lo que la gente necesita son señales de los demás para cambiar su comportamiento, entonces todo lo que tenemos que hacer es lograr que algunas personas comiencen a tomar medidas y otras lo seguirán, argumenta.

Lo que nos lleva de nuevo a Greta Thunberg y su postulado: nuestras acciones son importantes no porque tengan un efecto material sobre el cambio climático, sino por el mensaje que envían a los demás.

Lo que haces influye en tus amigos y familiares y ayudará a producir la suficiente presión política para que los gobiernos y las empresas tomen medidas. Esto, a su vez, es probable que aliente a otras personas y países a hacer más.

Jóvenes estudiantes protestando por el cambio climático… la “mayor amenaza” para la poderosa industria petrolera… ¿quién iba a imaginárselo?

Y ya está sucediendo: El cambio climático se ha convertido en el tema clave para los candidatos presidenciales demócratas de Estados Unidos; una empresa que fabrica hamburguesas sin carne es tan exitosa que ahora vale casi $4.000 millones de dólares; la organización petrolera más poderosa del mundo ha expresado que los estudiantes que protestan contra el cambio climático son la “mayor amenaza” para la industria petrolera…

Entonces podemos concluir que sí, efectivamente vale la pena hacer cambios en nuestro estilo de vida ¿o no?

Pero si ahora el problema es que no sabes qué cambios hacer, aquí te proponemos estos 10 MANDAMIENTOS SOSTENIBLES… sencillos, claros, y completamente viables. Para que éstos sí los cumplamos… y no por miedo a la muerte, al sufrimiento o al castigo, sino por amor a la vida… simplemente.

 

 

1er Mandamiento: Cuidarás el agua.

2do Mandamiento: Economizarás energía (eléctrica, combustible o cualquier otra energía no renovable).

3er Mandamiento: Producirás menos residuos.

4to Mandamiento: Utilizarás embaces recicables y/o biodegradables.

5to Mandamiento: Evitarás usar productos químicos.

6to Mandamiento: Evitarás el uso de bolsas (y otros utensilios) de plástico.

7mo Mandamiento: Reutilizarás papel (con moderación y prudencia).

8vo Mandamiento: Te transportarás usando bicicleta, caminando (o utilizando el transporte público).

9no Mandamiento: Cuidarás la flora y la fauna. (Esto incluye comer menos carne, y consumir más productos orgánicos y/o agroecológicos)

10m0 Mandamiento: Pensarás sostenible, globalmente, y actuarás localmente.

 

 Edicíon a la nota escrita por Justin Rowlatt, el 20 de Septiembre de 2019, en bbc.com

Los 10 MANDAMIENTOS SOSTENIBLES son una aportación del Instituto Tecnológico de Tijuana (ITT), lugar donde se tomó la foto que aparece aquí incluida.

 

ESTAS OTRAS NOTAS PUEDEN INTERESARTE:

Cambio climático: las acciones que recomiendan 11.000 científicos que declararon la catástrofe para evitar un “sufrimiento incalculable”

Cambio climático: por qué los próximos 18 meses son cruciales para el planeta y para todos nosotros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *