Caída del sistema, un mito; en 1988 hubo un acuerdo Salinas-Fernández de Cevallos: Bartlett (incluye video)

El político ex priísta recordó cómo Carlos Salinas de Gortari lo “corrió” de la Secretaría de Educación para dejar en su lugar a Ernesto Zedillo.

 

Redacción AN, Agosto 1, 2018.– La “caída del sistema” en las elecciones de 1988 “fue un mito” y lo que realmente hubo fue una alianza entre el PRI y el PAN para que Carlos Salinas de Gortari llegara a la presidencia, afirmó Manuel Bartlett, quien en ese entonces era titular de Gobernación y secretario de la Comisión Federal Electoral.

En entrevista para #AristeguiEnvivo, el próximo director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) consideró que la elección de 1988 es fundamental porque “entra Salinas (a la presidencia) y pone de patas para arriba a México”.

“El origen de la corrupción que tenemos hoy en México se llama Salinas de Gortari”, dijo.

Acusó que “los beneficiarios de esa elección pretenden tener un chivo expiatorio y dicen ‘Manuel Bartlett fue el actor de esa elección cuestionada’… En esa elección, el resultado es una asociación entre el PAN y Salinas de Gortari, la derechización del país por Salinas y el apoyo que le dan los panistas, porque tuvieron el mayor número de diputados en su historia y no quisieron los capitostes, los dueños del PAN (impugnar la elección)”.

Incluso, recordó que cuando Manuel de Jesús Clouthier del Rincón, quien fue candidato presidencial de Acción Nacional, insistió en seguir en la lucha para impugnar la elección, sus propios compañeros de partido lo hicieron a un lado.

“Le dicen ‘nosotros queremos a Salinas, no queremos a Cuauhtémoc, entonces arréglense’… Con Luis H. Álvarez a la cabeza y Fernández de Cevallos a su derecha. Entonces, de acuerdo con reglas constitucionales, quien calificaba la elección era la Cámara de Diputados convertida en Colegio Electoral, no se calificó la elección en la Comisión Federal Electoral, y ahí resulta que ya el pacto funciona, ya no hay una oposición radical del PAN”, abundó.

En ese sentido, Bartlett aseguró que la caída del sistema en las elecciones de 1988, “es un mito”.

“No se votó por computadora, todo se hacía por teléfono, había sumadoras… El sistema electoral del código establecía un sistema que funcionó sin parar ningún minuto. Era que los paquetes se llevaban a los comités distritales y, por primera vez en la historia, llevaban las actas afuera. Esa es una reforma que yo hice. Anteriormente se esperaban ocho días, se llevaban las urnas cerradas, protegidas por el Ejército y hasta ocho días después se abrían, o si había una oposición se contaban”, agregó.

Al ser cuestionado sobre si hubo o no fraude en 1988, el ex priísta respondió que quien tenía que haber contado era el Colegio Electoral y no la Comisión.

“Yo no tuve esa función, ni tuve los paquetes nunca. La Comisión Federal Electoral esperó los resultados, era en el Colegio Electoral y ahí fue el arreglo del PAN con el PRI… Nunca abrieron los paquetes, nunca analizaron la elección, el PAN apoyó a Salinas para que esto no se hiciera y algunos del movimiento aquél de la izquierda fueron comprados“, sostuvo.

Aseguró que Cuauhtémoc Cárdenas nunca lo ha culpado de operar el fraude, “es mi amigo”.

“Cuando me hacen a mí candidato para ser senador, Cuauhtémoc dice que le parece muy bien que Bartlett sea senador para que defienda el sector energético como lo ha hecho… Yo no tengo pleitos con él, ni él conmigo. (A Clouthier) nunca lo traté, nunca hablé con él. Él fue uno de los tres candidatos y quedó en tercer lugar, y está esa historia de que él quería seguir peleando pero no lo dejan”, añadió.

Al ser cuestionado sobre su relación con Salinas de Gortari, Bartlett comentó que el ex presidente lo “corrió con mano cariñosa” de la Secretaría de Educación para dejar en su lugar a Ernesto Zedillo.

“Un día me llama, un 6 de enero, estábamos de vacaciones, yo regreso con mi portafolio y cuando lo abro me dice ‘no, espérame, vamos a hablar de otra cosa, Manuel, tengo que preparar la sucesión presidencial -porque recordamos que le fue muy mal a Salinas en su destape y campaña- no ha funcionado la separación de Hacienda y voy a unificarla otra vez, y se va a quedar (Pedro) Aspe.

“Me sobra Zedillo, secretario de Programación y Presupuesto, y él tiene que estar en el Gobierno… Él ha aprendido mucho contigo, yo necesito que esté en el gabinete. Y a ti te voy a invitar a un proyecto fantástico, que es a partir de París, se estableció un eje de influencia europea buenísimo, tú estudiaste francés, puedes ser mi pieza clave en Europa‘”, detalló.

Sin embargo, el senador recordó que rechazó la oferta. “Yo le dije que no me interesaba irme al exterior, y en una plática me preguntó (José María) Córdoba Montoya por qué no aceptaba yo si tanto me quería Salinas, y yo le dije ‘si me quiere, quiero ser candidato a gobernador del estado de Puebla’. Lo pensaron mucho tiempo, se ha de seguir arrepintiendo”.

Sobre el asesinato del periodista Manuel Buendía, el ex secretario de Gobernación negó que haya tenido algo que ver con ese crimen.

“No hay el menor elemento que señale alguna relación conmigo… Fue juzgado (José Antonio) Zorrilla, fue juzgado todo ese grupo y jamás se mencionó a ninguna figura pública en ese juicio”, anotó.

Respecto al homicidio del agente de la Administración para el Control de Drogas (DEA), Enrique “Kiki” Camarena Salazar , afirmó que hubo un juicio y el que puede hablar del caso es Sergio García Ramírez, quien en ese momento era procurador General de la República.

Aquí puede verse un vídeo con lo mejor de la entrevista que Aristegui le hace a Bartlett:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *