Al iniciar otro Año Nuevo, ¿Por qué hasta ahora he seguido viviendo lo que no quiero?

Justamente porque la Vida es Total.

La Vida es Todo. La Vida es Universal. La Vida es el Universo y el Universo es Vida.

Esto es lo único que existe. Esto es lo único que es infinito, que es eterno, inacabable, indestructible, invulnerable.

Pura energía pura que ni se crea ni se destruye, únicamente se transforma incesantemente.

Pura energía pura indestructible, invulnerable, y que por lo tanto ni se defiende ni ataca, sencillamente es lo que es, tranquilamente, gustosamente, gozosamente, amorosamente.

Puro Amor puro.

Y el Amor no excluye, no separa, no divide. El Amor suma y multiplica. El Amor une y re-une.

El Amor únicamente ama. Eso es todo. Eso es todo lo que extiende, lo que expande: lo amoroso, lo amable, lo deseable, lo querible. Y lo expande desde lo amoroso, es decir, lo expande desde el sentimiento de lo amoroso.

Por eso es por lo que, si has estado queriendo vivir lo que quieres pero no has estado sintiendo eso que quieres, lo que has estado atrayendo es lo que no quieres, justamente.

Vives en un Universo amoroso. Un Universo que es puro Amor puro. Pura Energía pura. Es decir, un Universo cuyo lenguaje es lo amoroso. Un Universo que se comunica con cada una de Sus partes no a través de palabras amorosas sino de energía amorosa, de vibración amorosa, de puro sentimiento puro.

Esta es la manera como el Universo se comunica contigo, a través del SENTIMIENTO.

Esto es lo que es el Universo, puro Sentimiento puro, pura Consciencia pura.

Por eso es por lo que es tan importante mantenerte consciente de lo que sientes a cada momento en este mundo temporal.

Si quieres acceder a las posibilidades infinitamente amorosas del Universo que es puro Amor puro y únicamente se expande amorosamente, entonces requieres enfocarte en SENTIR lo amoroso.

Requieres enfocarte en lo que quieres, en lo que amas, y en sentir eso que quieres, por encima y más allá de las palabras con las que in-bocas lo que DICES que quieres.

Requieres, por ejemplo, sentir todo el gozo, la tranquilidad, la dicha de sentarte a disfrutar de comer a gusto, sin angustia por el pasado ni ansiedad por el futuro.

Requieres, por ejemplo, sentir toda la satisfacción, la alegría, la paz, la plenitud, el bienestar, el agradecimiento de lograr concretar exitosamente esa empresa, ese plan, ese proyecto que quieres, que amas.

Esos sentimientos ya son parte del Universo del que formas parte. Ya están a tu disposición. Eternamente. Están a tu disposición para cuando los elijas, aquí, en este mundo temporal que temporalmente forma parte del Universo intemporal.

Por ello, si permaneces firme en sentir lo amoroso de eso que quieres aquí en este mundo, lo amoroso será lo que extenderás, lo que expandirás en tu mundo.

Esto es lo mismo a decir que, si permaneces firme en lo inmaterial le darás forma a lo material en este mundo de formas.

En otras palabras, si permaneces eligiendo enfocarte en SENTIR lo que quieres en tu mundo, eso es lo que eventualmente vas a VER concretado en tu mundo.

Así es como funciona.

Así es como se hacen los PEDIDOS en este infinito Buffet de infinitas posibilidades que es el Universo en el que vives y que vive en ti.

Así es como requieres pedir. Y no para que se te dé. No para que el Universo te dé nada. El Universo ya te está dando TODO. Desde siempre y por siempre. El Universo te está dando toda la energía creativa que requieres para darle forma a lo que quieras. Esto es todo. Y es suficiente. Ni más, ni menos. Es TODO.

Pide y obtienes.

Así es. Así es como en verdad es.

Así es como funciona todo el tiempo en este mundo temporal a donde tienes necesidad de pedir, de elegir, de decidir.

Tú eres quien decide. Tú eres quien tiene el poder de decidir, aquí, en este mundo dual.

Permanece firme en lo que sí quieres, en lo amoroso, en lo inmaterial que ya es tuyo en el Universo infinito, para que lo que sí quieres sea lo que materialices en tu mundo, en este mundo finito e impermanente.

Pero OJO. Deja de hacer todo esto con el propósito de que lo amoroso se materialice y concéntrate en lo amoroso y nada más en lo amoroso. Este es el secreto. Este es el requisito.

El mandamiento cristiano que se lee en el Nuevo Testamento bíblico dice: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo”. Y esto es justamente cierto. Es ciertamente justo pues, ¿quién puede amar a alguien sin amarse antes a sí mismo?, ¿sin amar antes a su ser, que es exactamente el mismo que el de su prójimo, su próximo, su semejante? Precisamente el que compartan un mismo ser es lo que los hace semejantes, iguales, hermanos, familia.

Por eso, quien ama a su verdadero ser, que es el mismo ser de todos, ni siquiera cumple con este mandamiento fundamental porque “deba” hacerlo, sino simplemente porque no puede dejar de hacerlo, no puede dejar de ser lo que es, lo que verdaderamente es: puro Amor puro, eterno y perfecto, que únicamente ama perfectamente, incondicionalmente, totalmente, a imagen y semejanza del Todo.

Por eso, tu objetivo debe concentrarse y centrarse en amar, únicamente en amar, únicamente en amar al ser amoroso que eres verdaderamente, eternamente; amar al ser indestructible y constructivo que eres, y seguir siendo simplemente lo que eres, pura Energía pura que únicamente se transforma, se extiende, se expande, fluye incesantemente sin estancarse jamás.

Por eso tu imperativo natural es fluir, naturalmente. Por eso cuando te estancas debido al miedo sufres, pues entras en conflicto con tu verdadera naturaleza, con el impulso natural de tu verdadero ser que sabe que el miedo es absurdo, que sabe que el miedo se des-hace siendo, siendo precisamente lo que se es, energía eternamente constructiva que infinitamente se expande, se extiende, fluye inagotablemente.

Por eso fluye, avanza, continúa, sin pre-ocuparte por saber a dónde vas o molestarte porque siempre vuelves al mismo punto. Siempre será así. Siempre regresarás al mismo punto. Siempre regresarás a tu verdadero ser. Siempre regresarás a ser lo que verdaderamente eres: pura Energía pura y eternamente constructiva.

Así que lo mejor que puedes hacer en este mundo donde es necesario hacer, es perdonarte por haber caído de nuevo en la tentación del miedo, amar la energía indestructible y constructivamente amorosa que sigues siendo y seguirás siendo, a imagen y semejanza del Todo y de todos, y continuar construyendo, amorosamente, tranquilamente, gustosamente, alegremente… agradecidamente.

 

CIENCIA MILAGROSA (CM)

AlmaMartínezCobián

* Inspirada en las Enseñanzas de Abraham que se pueden leer en el primer capítulo del libro “El dinero y la Ley de Atracción”, transcrito por Esther y Jerry Hicks; en las enseñanzas de Jesús el Cristo que se pueden leer en el libro Un Curso de Milagros” (UCDM), editado por la Fundación para la Paz Interna y transcrito por los psiquiatras Helen Schucman y Bill Thetford; y en la práctica del Ho’oponopono, ciencia espiritual hawaiana que se puede aprender en el libro “Mis reflexiones sobre Ho’oponopono”, escrito por Mabel Katz, discípula por 12 años del Dr. Hew Len, psiquiatra hawaiano que hizo famosa esta práctica luego de la milagrosa recuperación masiva que logró entre los internos del Reclusorio Psiquiátrico a donde fue contratado como director, y donde exclusivamente aplicó las sencillas pero profundas oraciones del Ho’oponopono como tratamiento.

Martes 8 de Enero de 2019, en Ciudad de México, 2 días después del 6 de Enero, Día de los Reyes Magos, y mi cumpleaños número 52.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *